jueves, 8 de mayo de 2014

¿Y tú qué tienes?

Tengo
la Antártida en mis pulmones, el frío escapándose de mis labios,
la cualidad de romper y besar corazones,
la indiferencia ante los problemas como los sabios.


Tengo
un par de pájaros bailando por mi cuarto.
A mi niña interior dudando si irse o quedarse desde hace un rato.


Tengo
un par de poesías entre las costillas,
algo que susurrar en tu espalda,
la ilusión de vivir brillando como Sevilla
y unos secretos celestes bajo la falda.


Tengo
una gran colección de tristezas,
muchas sonrisas para compensar mi cajón de rarezas,
la certeza de que el dolor lleva al arte
y el arte de llevarte donde nuestra paz crezca.


Tengo
todos los relojes de arena rotos.
Acuarelas en la piel, acuarelas en la pared,
la basura llena de recuerdos de ayer
salpicada con fotos.


Tengo
la seguridad de que del cero al cien
el apogeo que vivo no se queda corto.


Tengo
ganas de leer cada uno de los libros
que me expliquen como no volver a querer.
Una sonrisa de lado a lado
sabiendo que eso nunca lo voy a aprender.
La ducha con agua fría esperándome
para llevarme al viaje que voy a emprender.

Los cuernos de chica-ciervo preparados
para despertar desnuda en la nieve en medio del bosque,
y no necesitar pensar qué voy a hacer.


Ni con esto, ni con lo otro.
Es momento de no volver. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario