martes, 30 de octubre de 2012

C'est la vie.


Soltó la taza y dejó caer su cuerpo en el colchón formado con plumas de su piel de gallina. 
Miraba con tristeza el vals de las motas de polvo que se colaban cautelosamente por la ventana.
Una golondrina trepaba ágil por el paisaje y poseída por la libertad, se hundía en el azul del silencio.
Ella, suspiró
La espuma achocolatada le recordaba a la pasión de aquellos días y sin quererlo, notó a Nostalgia rozando sus mejillas.

Ahí se quedó:

Esperando un cambio. 
Anhelando una mejora en su caótica existencia. 
Lo único que consiguió fue perder ilusión y tiempo. 
Fin. 




























[Fotografía de... http://www.flickr.com/photos/mariaerreape ] 

No hay comentarios:

Publicar un comentario