lunes, 23 de julio de 2012

Desnudándome ante un folio en blanco.

Con miedo vuelvo a desnudarme ante un folio en blanco, el bolígrafo ha conseguido seducirme una vez más.
Teniendo el cielo en la yema de mis dedos, no logro ser feliz. Llámame inconformista. 
Llámame desastre
Tengo fobia a quedarme sola ante mis sentimientos e intento silenciar al corazón.
La razón, llena de seguridad me susurra: "Aguanta, todo irá bien."
Pero nadie engaña a mis ojeras. 
Entre dudas, recorro la madrugada acompañada del humo de la nostalgia.
Esperando mi "Buenas noches, pequeña." 
Y no, nunca llega. 
Vacía, recuerdo el sabor de tus besos en busca de una sonrisa. Idiota, dejo que la angustia me atrape otra cita más. 
Yo no voy a poder con esto
Nadie me va a querer lo suficiente.
Nunca me voy a conformar con mi día a día.
Musito entre lágrimas: "¿Dónde está mi libertad?" Miro a mi alrededor y estas cuatro paredes vuelven a comerme por dentro. 
"Algún día..." Digo. Pero nunca llega.
Encerrada en mis putos complejos, esquivo la mirada de la chica de ojos tristes que se aprecia en el reflejo. 
No quiero conocerme, no quiero saber nada sobre Ana Palaniuk. 
Necesito vivir más allá
Impotente ante el conformismo del resto de personas, lucho por conseguir recomponer mi caos, siempre ignorando las dificultades del destino. Siempre peleando por un motivo que me alegre el día. 
Pero hay días que te encuentras a la esperanza en la repisa de tu ventana
La miras a los ojos y descubres el pánico que tiene a la vida, el miedo a continuar aguantando un poco más.
Intentas tranquilizarla y decirle: "Eh, que todo va a ir bien..."
Entonces en ese mismo segundo descubres que estás mintiendo. 
Susurras un "gracias por acompañarme" y cierras los ojos evitando recordar la escena. Se marcha con todos tus sueños en los bolsillos y sabes que todo ha terminado. Hasta dentro de muchos 'tic-tac' no vas a volver a sentir magia en cada milímetro de tu piel. 
Supongo que al fin y al cabo, la vida es así:
Los ordenadores se rompen, las relaciones se acaban y las personas se siguen muriendo. 
Hay cosas que nunca cambiarán
Presa del pánico a un final que se aproxima, me prometo ser el cambio que quiero ver en el mundo. 
Pero nunca lo consigo
Demasiada distracción, demasiado sentimiento masoquista, demasiada ruina...
Hoy es una de esas noches en las que la falta de sueño viene de la mano de las preocupaciones.
Hoy es una de esas noches en las que desaparecería, en las que me iría corriendo en busca de libertad. 
Hoy es una de esas noches en las que no quiero reconocerme, en las que quiero dejar mi mente en blanco. 
Hoy es una de esas noches en las que solo quiero gritar al silencio mis ansias de sentirme bien..
Mis ansias de ser feliz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario