domingo, 6 de mayo de 2012

La melodía de tu piel.



Tras horas tocando las cuerdas de tu cuerpo, encontré la melodía que andaba buscando.
El ritmo era lento, aunque por momentos, acariciaba notas escondidas en sonrisas llenas de ilusión. Así tintineaba la guitarra, como los sueños de unos niños que ríen en el parque de los recuerdos.
Los poros de tu piel, mis ganas de alcanzar el infinito, la banda sonora de nuestros corazones…
Todo susurraba que lucháramos contra el tiempo.
Corramos en busca de nuestros sueños’ te decía entre besos.
Tú, cerrabas los ojos, perdiéndote entre la magia oxigenada de la habitación.
Y ahí estaba yo, refugiándome en cada centímetro de tu cuerpo, olvidándome del gris de mi rutina.
..

 Me desperté triste y echándote de menos.
       ‘¿Dónde estás?’ sollozaba mi corazón.
               ‘¿Por qué se ha ido?’ gritaban los recuerdos.
                       ‘¿Cuándo volverá?’ interrumpía la esperanza.

Sólo se escuchaba el silencio. Busqué la postura perfecta entre la madrugada y cerré los ojos.
Tenía que volver a soñarte,
tenía que volver a verte.
     Necesitaba una nueva dosis que me recordara el sabor de tus besos, el olor de tus palabras, la melodía de los centímetros de tu cuerpo

No hay comentarios:

Publicar un comentario